Visitas Totales

domingo, 7 de junio de 2009

Reiki En Animales





El Reiki es la Energía ( Ki ) Universal ( Rei ), la Energía que mueve y actúa en todos los átomos del universo conocido y por conocer. Por lo tanto al igual que en las personas, los que nos dedicamos a este mudo, podemos y debemos utilizarlo, en cualquier ser que necesite y desee revitalizar su organismo y volver a conectarse con la fuente, con la Madre, con esa Energía que es de todos y a todos pertenece.

Al igual que las personas, que a través de los cambios evolutivos, nos hemos ido cada vez más apartando de nuestro poder innato de curación y autocuración, los animales que nos rodean, al irse e ir los "humanizando", también ellos se han ido alejando de ella. Según una versión Taoísta; " el amor que ellos nos tienen y su intención para hacernos llegar su mensaje de unidad, les hacen cada vez convertirse más en nosotros para así podernos trasmitir mejor su saber, pero eso les hace olvidar, como nosotros lo olvidamos, el lugar de donde procedemos".

Los animales reciben el Reiki instintivamente, reconocen la Energía y la utilizan en situaciones de enfermedad, recuperación después de una cirugía, en tratamientos de heridas y en estados depresivos. Ya que su contacto es más directo, tienen una conexión mucho más espontánea.



SESIONES


No debemos olvidar que el Reiki no reemplaza ningún tratamiento médico, bajo ninguna circunstancia, pero actúa completamente, consiguiendo una más rápida recuperación, ya que ayuda a equilibrar al animal en su estado tanto físico como psíquico, tonificando el sistema inmunológico, mejorando sus funciones orgánicas y aumentando la capacidad de autosanación.

La forma apropiada de impartir los tratamiento sería; comenzando con 3 sesiones continuas, para después continuar a una por semana, valorando la mejoría de la mascota. En caso de intervenciones quirúrgicas es aconsejable efectuar una sesión antes y otra después de que se lleve a cabo.

El tiempo estimado de cada una de ellas es de unos 20 minutos, pudiendo llegar a doblarse, según la valoración. En todos los casos la primera comenzaría con una entrevista con el dueño, para conocer la sintomatología del paciente. Desplazándose al interior, a continuación, a una sala aparte, hasta el final de la sesión. En ocasiones, que sea necesario, se puede pedir su ayuda y participación en la terapia.

Además de las sesiones presenciales, se pueden efectuar sesiones a distancia, cuando por motivos de urgencia, distancia, o cualquier otro, no sea posible la anterior forma de efectuarse, con la debida concertación del acuerdo. Siendo los efectos igualmente de beneficiosos.

Julia Mª de las Viñas Martín Sánchez





Sesiones de Reiki

 Una de las maneras de contacto primordial, y me atrevería a decir, y seguramente el primero que una persona debería tener con el Reiki, es a través de una sesión, impartida por un profesional cualificado. A través de ellas podremos apreciar los beneficios que esta terapia Tibetana aporta a nuestro ser.

Cada persona es diferente, por lo que las sensaciones, impresiones, resultados y transformaciones, en cada individuo serán dispares. Lo que si podemos destacar es que todos los individuos que lo reciben, como mínimo se sienten más relajados, tranquilos y han notado una apreciable desaparición del estrés. Aunque es importante matizar que lo importante del Reiki son los resultados, a menudo no instantáneos, no las sensaciones. Estas pueden ir desde cosquilleo, calor, frío, hormigueo, calambres etc. Y en cambio en otras ocasiones no sentir absolutamente nada.

No es necesario que el paciente ni siquiera el terapeuta sientan la fluidez de la energía para que esto este ocurriendo. Aunque no sientas nada la energía esta ahí, lo creas, lo sientas o no.

Los tratamientos de Reiki tratan todos los órganos principales, el sistema hormonal y linfático, los centros energéticos a los que denominamos Chakras y los meridianos de acupuntura, limpiando, equilibrando y restableciendo nuestra Aura. Libera tensiones, tanto musculares como psíquicas trasmitiendo una sensación de paz y tranquilidad. Es un estimulante de los aparatos de drenaje de nuestro cuerpo, ayudando-le a desintoxicarse y limpiarse, a través de la eliminación de las toxinas por la orina o el sudor. Siendo muy aconsejable beber mucha agua después de una sesión para favorecer esta función.

No podemos definir al Reiki como un sustituto de los métodos psicológicos o convencionales, pero se utiliza para incrementar sus efectos y reducir los trastornos secundarios de los medicamentos y las secuelas de una intervención quirúrgica o tratamientos de choque, como por ejemplo; la quimioterapia, la radioterapia etc. Un profesional de Reiki, ni de ninguna otra Terapia Alternativa, debería contradecir las indicaciones de tratamientos médicos, y bajo ninguna circunstancia sugerir un cambio en la medicación que le este siendo administrada a un paciente.

Reiki no trata solo el nivel físico del paciente, sino que es una ayuda muy eficaz en los trastornos emocionales. Pudiendo producir que sentimientos ocultos salgan a flote y conseguir liberar bloqueos emocionales. El Reiki trata la fuente del "dolor" o malestar, siendo esta la parte quizás más importante del tratamiento, el conseguir que la persona consiga reconocer y auto-sanarse la enfermedad, aprendiendo a identificar la fuente de esta, para así conseguir que no vuelva a reaparecer, en cualquiera de sus formas.

Sesiones



La duración de una sesión puede oscilar entre 20 y 40 minutos, pudiendo alargarse, dependiendo de la necesidad del paciente. Se pueden efectuar tumbado en una camilla, o sentado cómodamente en una silla. Completamente vestido, excepto los zapatos, pues estará descalzo. El terapeuta continuara con una imposición de manos, tanto con contacto físico como a cierta distancia del receptor. Finalizando con un barrido del aura e instando al paciente a ir volviendo a su normalidad.

Existe también la posibilidad de sesiones a distancia, con los mismos efectos beneficiosos. Concordando de anterioridad una hora con el receptor, en la que pueda necesitarlo o esté más disponible para recibirlo. Este tratamiento tiene la misma duración que las sesiones presenciales.

Aplicaciones


  • Anti-estrés, Depresión, Ansiedad, Adicciones...
  • Fribromialgia
  • Convalecencia Quirúrgica.
  • Equilibrio energético.
  • Enfermedades crónicas.
  • Tratamiento del dolor
  • Regulación hormonal
  • Sistema Nervioso, Linfático...
  • Desequilibrios emocionales y psíquicos.
  • Trastornos psíquicos, de alimentación, de comportamiento....
  • Todo tipo de enfermedades crónicas y generales.
  • Estabilidad emocional y personal
  • Sistema Nervioso, Muscular, Digestivo, Respiratorio....
  • Anomalías en general...

Los Grados o Niveles de Reiki




Nivel o Grado I, Iniciación.
Con la iniciación tú sistema energético se conecta con la Energía Universal, permitiéndote canalizar Reiki al nivel físico ( al cuerpo ) tanto a ti como a otros, manteniendo esta conexión durante toda la vida. Se liberan bloqueos energéticos y se abre un canal desde la coronilla hasta el primer ,Chakra en la base de la columna vertebral. Con él podemos tratar los dolores, enfermedades, infecciones, etc. El alivio de los problemas físicos puede mejorar el estado emocional.
- El tiempo de espera recomendable para el siguiente nivel, es como mínimo de 3 meses.




Nivel o Grado II

Se empieza a trabajar las causas mentales ( emociones ). Se aprende a canalizar energía para trabajar a nivel mentar y emocional y realizar tratamiento a distancia, rompiendo las barreras del tiempo y el espacio. Notará como cambian toda sus pautas emocionales y mentales acostumbradas. Eso lleva a que uno se sienta y piense de manera completamente distinta en relación con lo que era antes. Estos cambios dependen por completo de cada persona individual y se determinan mediante la expansión de sus facultades de percepción de nuevas realidades.
- El tiempo de espera recomendable para el siguiente nivel, es como mínimo de entre 6 meses y un año.



Nivel o Grado III

Se activan los símbolos de la Maestría Usui, conectando a la persona con un plano de consciencia más elevado. Se enseñan diversas técnicas para la curación y el crecimiento de la consciencia, en lo más profundo del ser. Donde entrando con tú " Yo interior " comienzas a efectuar los cambios necesarios para un acercamiento a tu verdadera esencia, a tu verdadero Yo. Se aprende una poderosa técnica de sanación llamada cirugía psíquica. Pudiéndola considerar una preparación para la Maestría. A partir de este grado se puede acceder al Nivel Practicante del Karuma Reiki.
- El tiempo de espera recomendable para el siguiente nivel, es como mínimo de un año.



Maestría.

Con este grado el estudiante queda convertido en un Maestro, facultado para poder iniciar a otras personas en los distintos niveles. La energía que canaliza es de muy alto nivel vibracional. Asumiendo la responsabilidad de convertirse en Maestro de su propio destino, asumiendo la responsabilidad de seguir su proceso de autosanación y potenciar el crecimiento de su consciencia intentando de corazón entender lo que la Vida es en realidad. Es muy importante que el Maestr@ sepa actuar en consecuencia, manteniéndose en máximo equilibrio durante toda su vida, debiéndose formar adecuadamente. Un tiempo necesario para integrar la vibración recibida antes de realizar la primera iniciación de Primer Grado es de 6 meses mínimo.

Julia Mª de las Viñas Martín Sánchez








Doctor Mikao Usui





El doctor Mikao Usui fue el conductor de la escuela cristiana de sacerdotes en Kyoto, Japón. Un día, algunos de sus alumnos le preguntaron si creía en las sanaciones milagrosas de Jesús. Al contestar afirmativamente, los estudiantes le preguntaron si podía mostrar una sanación de esta índole o si ya había presenciado una. El doctor Usui tuvo que responder en forma negativa. Ese fue el motivo de su renuncia al cargo en la universidad, para dedicarse a encontrar la respuesta a estas preguntas.


Viajó a Estados Unidos y allí estudió teología en la Universidad de Chicago. Su tesis se centró en el tema "Las sanaciones en el Nuevo Testamento". Al mismo tiempo, estudió escritos chinos ya que, además del japonés y del inglés, el doctor Usui también dominaba el idioma chino. A pesar de sus profundos estudios de las religiones cristianas, del taoísmo y del budismo, no encontró las respuestas buscadas. Nuevamente en el Japón, estudió el sánscrito antiguo y visitó muchos conventos budistas, para adquirir nuevos conocimientos. Finalmente, encontró en la biblioteca de un convento Zen escrituras redactadas en sánscrito que informaban cómo y con qué métodos y símbolos puede lograrse una sanación.




Aunque después de muchos años de búsqueda, descubrió los conocimientos teóricos relacionados con este secreto, aún le estaba vedado el acceso a la sanación. Durante esta época vivía nuevamente en el convento de Kyoto. El abad del convento y el doctor Usui habían entablado una profunda amistad. El abad le aconsejó meditar y ayunar durante 21 días en la montaña sagrada Kuriyama. El doctor Usui aceptó este consejo e inició el camino al día siguiente, confiando en que Dios le daría la fuerza de la comprensión. Con 21 piedras, de las cuales apartaba una cada día, formó un almanaque, y durante este tiempo ayunó y meditó. Muy temprano en la mañana del vigésimo primer día vio un luminoso haz de luz que descendió sobre él y que lo tocó en el centro de su frente. A pesar de este largo ayuno y con la consecuente debilidad física, repentinamente sintió que una gran fuerza recorría su cuerpo. Delante suyo vio con letras luminosas los antiguos símbolos de las escrituras en sánscrito y dijo: "Sí, me acuerdo". Estos símbolos se le fijaron para siempre en su mente y con ellos se activó el acceso a la Energía Vital Universal. Después de esta vivencia, el doctor Usui comenzó a descender de la montaña. Al hacerlo, se lastimó el pie y la herida comenzó a sangrar. Aplicó sus manos sobre la misma, la hemorragia cesó y el dolor desapareció. Esa fue su primera experiencia con sus nuevas facultades y comprendió que podía sanar con sus manos.

Como sintió hambre, ingresó en una posada junto al camino. La camarera que lo atendió sufría desde hace días intensos dolores de muelas, y el doctor Usui le ofreció mitigar los dolores. Con su consentimiento, aplicó sus manos sobre la hinchazón de su mejilla. Después de un tiempo, los dolores desaparecieron y la mejilla se desinflamó.




El doctor Usui retornó al convento para relatar sus experiencias al abad y al conversar con él, tomó la decisión de ayudar a los seres humanos que vivían en la pobreza a causa de una enfermedad. Pasó muchos años en los barrios bajos de Kyoto, curando a muchas personas con la energía Reiki y dándoles así la posibilidad de retornar a su vida original, de trabajar y de cuidar de sí mismos y de sus familias. Pero lo desilusionó mucho comprobar que después de algún tiempo encontraba a estas mismas personas que había curado, mendigando en la calle. Cuando les preguntaba por qué no habían vuelto a su vida habitual, siempre contestaban que buscar trabajo y asumir la responsabilidad por la propia vida y la de otros costaba demasiado esfuerzo.

El doctor Usui se conmovió y reconoció que no bastaba con curar los males físicos de estos seres, y que tenía la misma importancia desarrollar en sus conciencias el agradecimiento por la curación física. Los individuos tenían que tomar conciencia de que habían recibido un regalo, pero que, sin una contraprestación, este regalo carecía de valor. El doctor Usui abandonó los barrios pobres y al hacerlo comenzó una nueva etapa en su vida. Comenzó a transmitir sus conocimientos y encontró muchos alumnos. Después de su deceso, uno de sus colaboradores más cercanos, el doctor Chijiro Hayashi, se convirtió en su sucesor. Él creó la primera clínica de Reiki en Tokio, en la cual se curaba solamente con Reiki y a través de Reiki. Esta clínica fue destruida en la Segunda Guerra Mundial.

Brigitte Glaser






Pincipios Del Reiki

El Reiki además de ser una Terapia Energética también es una filosofía de vida, que todo Reikiano pretende llevar a cabo.  Y como tal se rige por unos principios, que en su comienzo se basan en 5:


  • Solo por Hoy no te preocupes
  • Solo por Hoy no te enfades.
  • Honra a tus padres, Maestros y Ancianos.
  • Gana tu vida Honradamente.
  • Demuestra gratitud a todo ser vivo.

Aunque en otras escuelas de Reiki se añaden otros más:

Tan sólo por hoy no te preocupes
Tan sólo por hoy no te enojes

Tan sólo por hoy sé amable con tu vecino y con toda forma de vida

Tan sólo por hoy da gracias por tus muchas bendiciones

Gana tu vida honestamente

Tan sólo por hoy practica Reiki

Tan sólo por hoy no juzgues ( aunque tengas razón )

Tan sólo por hoy no te quejes ( aunque tengas razón )

Tan sólo por hoy confía en la fuerza que te mantiene con vida,la llames como la llames,porque es lo único que hasta ahora nunca te ha abandonado.

Todas encierran el mismo mensaje, que podríamos traducir por; vive el día de hoy como si fuera tú último día, hazlo en armonía y se feliz, ama y reparte amor a cada ser vivo del universo, confiando en la Fuerza Universal que lo mueve todo.



El Reiki Usui Tibetano






El Reiki es una técnica de sanación energética fundamentada en la canalización de energía curativa que es trasmitida a través de las manos; la Energía ( Ki ) Universal (Rei) , llamada por muchos la Energía de Amor Puro y Divino... cada uno canaliza dando el nombre que encaja con sus creencias, sino se cree en ningún tipo de deidad, pues simplemente canalizas Amor. Por lo tanto podríamos decir que canalizamos Amor, pero no un amor emocional ni "metafísico", sino el amor puro en su estado más puro, en forma de energía. El Reiki puede emplearse como un vehículo para conectarnos con un mundo desconocido y apasionante que está por encima de todos nosotros.

Es la forma más sencilla de transmitir esta energía, simplemente con la intención y el deseo de ponerla en funcionamiento se empieza a sentir su presencia en nuestras manos en alguna de sus formas. Independientemente del estado emocional o intelectual de quien lo practica y de quien lo recibe. Esta energía purifican te fluye en una sola dirección, del universo al emisor y de éste al receptor, por lo tanto es imposible transmitir ni recibir energía negativa, ni el terapeuta ni el paciente. Un iniciado en Reiki se ha convertido en un canal limpio y purificado y cuanto más la transmite, más se recarga de ella, autosanandose a sí mismo. Otra de las posibilidades, para mi una de las más importantes, es la posibilidad del autotratamiento. Su práctica diaria, además de ser muy revitalizan te, nos ayuda a limpiarnos a niveles físicos y emocionales, elevando nuestro nivel energético, liberando nuestros bloqueos y permitiéndonos entrar entrar en un mundo de sensaciones muy por encima de lo que estamos acostumbrados a percibir. Y desde luego, cuanto más nos damos a nosotros mismos más y mejor podemos dárselo a los demás.

Si estás interesad@ en Iniciarte en esta técnica no te pierdas las Iniciaciones Gratuitas que en la actualidad se están impartiendo.









VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.