Visitas Totales

martes, 26 de enero de 2016

Cambio De Creencias, Ejercicio.

Trabajo Sobre Las Creencias





Ha llegado el momento de que revises tú Credo. No me digas que no tienes ninguno, porque, como ya dijimos , nadie va sin creencias por el mundo; si no las tuvieras, simplemente no existirías o serías un bebé recién nacido que aun no ha forjado su identidad.

Así que, concede-te un ratito para pensar en ellas y elabora una lista.

Te puedo brindar una ayuda. Repasa tus creencias en base a las mías. Pon las que tú tengas en una lista y añade algunas que a lo mejor me he dejado en el tintero y que para ti son vitales.

Medita sobre ellas y decide si te gustan o no. si te hacen la vida fácil o difícil. Si te dan el poder de actuar en tu vida o te hacen depender de los demás, de los acontecimientos o de las circunstancias.

¿ Has decidido cambiar alguna ? Pues bien, ahora mismo te digo cómo puedes hacerlo.



Como cambiar creencias.

Escribe la creencia que quieras cambiar porque te resulta limitadora o negativa o, simplemente, no te gusta para tu vida.

Por ejemplo, puede ser:

No valgo para nada “ o
Mi salud no depende de mí” o
Sé que nadie me quiere.”

Ahora piensa en una foto o en una postal que pudiera definir tu creencia limitadora. No tienes que buscarla en la realidad. Imagínate la en tu cabeza.

Por ejemplo, para la primera de mis creencias un ejemplo podría ser un paisaje triste, oscuro con árboles y flores marchitas. O verte tú solo en un rincón, mientras los demás hacen cosas en grupo y se nota que lo están pasando muy bien...

Dejate llevar por tu imaginación y ahora contesta, escribiendo tus respuestas en un papel, a las preguntas que siguen. No te cuestiones si son raras o no, simplemente contesta. Puedes hacerlo perfectamente, todo el mundo puede hacer este ejercicio.

  • ¿ Es en color o en blanco y negro ?
  • ¿ Tiene marco ( recuadro ) o es panorámica ?
  • ¿ Es pequeña la foto o se ve por su gran tamaño ?
  • ¿ Es nítida la imagen o se ve borrosa ?
  • ¿ Tiene brillo o es maté ?
  • ¿ Tiene colores luminosos o apagados ?
  • ¿ Qué colores predominan ?
  • ¿ Hay algún tipo de sonido ? ¿ Cuál ?
  • ¿ Hay alguna voz ? ¿ Puedes oír lo que dice ?
  • ¿ Hay música ? ¿ Te gusta ?
  • ¿ Cómo te sientes al contemplar la postal ?
  • ¿ Notas alguna sensación especial ? ¿ Cuál ? ¿ En el estomago ? ¿ La respiración ? ¿ Sudas ?...
  • ¿ Qué te dirías en este momento concreto ?

Cuando hayas contestado, por escrito, a estas preguntas sobre la postal que imaginaste, borra la momentáneamente de tu imaginación.



Ahora, escribe la nueva creencia que quisieras tener. Escribela en presente y en afirmativo. Como si ya la creyeras.

Por ejemplo:

Tengo amigos” o
Mi salud depende de mí” o
Soy capaz de hacer las cosas bien.”

Si ya la tienes escrita, haz otra postal mental que te sugiera o te encaje con la creencia que quieres incorporar. Como hiciste con la creencia limitadora.

Cuando ya la tengas localizada, fijala en tu mente y repasa la lista anterior de preguntas, pero aplicadas a esta imagen mental nueva.

Repasa cada pregunta de la lista y anota lo que observes de tu imagen mental.

Cuando acabes, deja esta imagen, bórrala de tu cabeza y céntrate en tus dos listas de respuestas. Tienes la primera que corresponde a la creencia limitadora y la segunda que pertenece a la creencia positiva que quieres adquirir.

Ahora, vuelve a representarte mentalmente la postal o foto de la creencia limitadora, de la primera, de la que no te gustaba y, como si fueras un operador de cine, el director de tu propia película, empieza a cambiar las características de la foto limitadora , sustituyéndola por las características de la positiva.

Ve cambiando todas las características de la positiva a la imagen limitadora. No te agobies si al principio te cuesta un poco, es cuestión de práctica y todos podemos hacerlo.

Es importante que vayas cambiándolas conforme te resulten más fáciles hasta conseguir la totalidad en ese mismo ejercicio ( no vale hacer cada día un par de características). Cuando ya las hayas cambiado todas, CONTEMPLA mentalmente el cuadro resultante y DA UNA PALMADA REAL, con tus manos físicas y que se escuche.

No te pongas en ese momento a indagar si el ejercicio dio resultado. Tu memoria es lo suficientemente buena para recordare lo que pensabas, creías y sentías un momento antes y nadie cambia sin explicación. Date veinticuatro horas para que tu cerebro pueda reformular una explicación coherente para ti mismo. Es necesario.

Pasadas esas veinticuatro horas de no pensar en esa ex-creencia, ya puedes analizar el cambio que se dio en ti.

Sé que te parece increíble, pero funciona. Una y otra vez que lo hagas, funciona siempre y cuantas creencias límitadoras quieras eliminar de ti.

Puedo añadirte algún consejo:


Si este ejercicio lo haces antes de irte a dormir, mejor. Pues es mientras duermes cuando realizas la re-elaboración, y así no tienes que hacer esfuerzos para no comprobar los resultados hasta pasado el tiempo oportuno. Tu mente trabaja igual mientras tú duermes y ¿ por qué hacer las cosas difíciles y con esfuerzos ?
Con una sola vez que lo hagas es válido, aunque puedes cambiarla cuantas veces quieras. La mente no se desgasta.
Cada día puedes dedicarte a cambiar una que no te guste pero si el resultado no te gusta, vuelve a cambiarla de nuevo.
No necesitas creer en su efectividad para hacer el ejercicio. Simplemente, funciona. No es necesario que creas en el método, aunque si empiezas cambiando esa creencia siempre te puedes animar a seguir practicando.

Descubrirás como al transformar tus creencias limitadoras en positivas, cambia todo tu enfoque de esa situación concreta que te frenaba y reestructuras todo tu campo de acción.

Porque, como ya te he dicho, las creencias son el motor de nuestras acciones, es lo que nos hace encaminarnos en una dirección determinada o frenarnos.

Si tú crees que no vales para algo, nunca lo intentarás, por mucha ilusión que te haga. Nadie va en contra de lo que piensa en el fondo de sí mismo ( eso son las creencias ). Al cambiar la creencia y considerarte capaz de ese algo que antes te frenaba, seguro que se te ocurren cosas para hacer en usa dirección y descubrirás que te salen bien.

No olvides que CREER ES CREAR.


VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.