Visitas Totales

sábado, 30 de enero de 2016

La Perfección, "Mi Perfección"..





Todos los que me conocen saben que busco la perfección hasta poder parecer rallante.  Y la desviación milimétrica de algo puede convertirse en un mundo. Busco que todo este perfecto, la cuestión se basa en que concepto tengo de esa perfección.

Hace años que fumo, pero solo hasta hace algo más de dos años no conseguí aprender a liarme los cigarrillos.  Pero jamás me salen perfectos, todos tienen "barriga".  Ha habido veces que en mi afán de que salieran bien los he vuelto a deshacer y re-intentar que mejorasen, pero una y otra vez vuelven a salir así; BARRIGONES.

Claro esta, esto conlleva a risas y burlas, de las que siempre participo, pues creo que si no nos reímos de nosotros mismos pues mal vamos. Aunque siempre termino desesperada por que vuelvan a salir bien.

Hace dos días, acabando de terminar uno de ellos, habiendo puesto toda mi intención en ello y volviendo a salir igual, un amigo que estaba presente entre risas me volvió a decir;

" Es que nunca vas a aprender, te he explicado mil veces como hacerlo y tu nada, siempre igual".

Y de repente me di cuanta de algo;

¡A mi me salían perfectos!

Una y otra vez mi cerebro ordena a mis manos que cree un cigarrillo y siempre le sale igual, Perfectamente Iguales; Made in Julia.



La realidad es que quien dijo que eso no era perfecto? Quien en nuestra vida nos dice y dicta lo que esta perfecto, que terminamos por aceptar por la verdad, por la perfección?

Desde pequeños se nos marcan los estatus de perfección.  Perfección de Belleza, Perfección de buen hijo, Perfección de buen padre, buen alumno, buen amigo, buen cocinero, buen amante, buena relación, buen trabajo, buen elección.... nos cerramos bajo esos conceptos heredados, de otros "alguienes" que también los heredaron o los catalogaron como correctos y/o rentables.

No nos enseñan a ser creativos, a percibir nuevas sensaciones.  Nos marcan cuales son los parámetros a seguir para ser y actuar de forma políticamente correcta.

De los buenos cocineros se dice que tienen "su toque personal", ese toque que les hace diferentes.  Dos personas preparando una comida, con los mismos ingredientes, nunca sabrá igual. Ellos no se dictan en como se hace una paella, crean su propia paella.

Dos personas aprendiendo las mismas formas y métodos para pintar, sus cuadros nunca serán iguales.  unos serán Picassos, Leonardos, Dalis ...y otros solo sus imitadores.

Los nuevos descubrimientos científicos en la mayoría de las veces se consiguen tras haber ocurrido un "error " en los cálculos.

Cuando dejamos de mantener creencias de lo que es "perfecto" y nos abrimos a la posibilidad de catalogar las cosas, las emociones, los sentimientos no como parámetros aprendidos sino como posibilidades infinitas de conocer algo diferente, que puede incluso que llegue a ser mejor que lo que conocíamos, si le damos la posibilidad de que entre en nuestra vida, algo maravilloso comienza a cambiar en nuestra existencia.



Haz algo nuevo que hasta ahora pensabas que no podías hacer, que se te daba mal, cuando tengas que preparar algo, de confeccionar algo deja te llevar por lo que sientes y experimentas al hacerlo, dale tu toque especial, haz que sea único,  da igual el resultado, sera; "Perfecto"; " Made in tu".

Algo que al ser humano nos resulta una experiencia extraordinaria es contemplar un amanecer, un atardecer...
Y jamas ninguno de ellos es igual al otro, no tienen que que intentar ser Perfectos para ser bellos, ya son Perfectos, sus diferencias es lo que les hacen único, inimitables y Perfectos.  No se preocupan de serlo, simplemente fluyen, se dejan ser.

Convirtámonos en amaneceres constantes 
de nuestra propia vida.
Únicos e Irrepetibles.

Un abrazo, ser felices y disfrutad.




VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.